La columna del Faja: “¿Y ahora quién saldrá a dar la cara?

La columna del Faja: “¿Y ahora quién saldrá a dar la cara?

Al parecer se está esperando tocar fondo para tomar una determinación. Es que la derrota ante Fernández Vial dejó al desnudo las múltiples falencias que tiene la Universidad de Chile y que, algunos, todavía no habían querido ver. Bastantes ciegos, para poder entenderlos.

No se le puede cargar la mano a Esteban Valencia, quien tuvo que asumir un cargo por otro error de la concesionaria. Uno más a esta altura de años de malas determinaciones. Pero la pregunta cae de cajón: ¿Quién es el culpable?

Con años de porrazos en cancha, y fuera de ella también, hace tiempo el hincha azul viene pidiendo explicaciones. El problema, en estos momentos, es que parece que no se sabe a quién pedírselas. Está Cristián Aubert como presidente, que poco y nada dice cuando el barco se está hundiendo hace rato.

Nos llenaron la cabeza con que llegaban nuevos administradores, a quienes conocimos sus nombres en la última junta de accionistas. Pero más allá de unas fotos donde se ven bien bonitos, no les conocemos ni el tono de voz. La falta de respeto de no presentarse, de no dar a conocer a qué vienen o por último que vendan humo, para seguir la tónica de los últimos años.

Al parecer ni eso se tendrá en el corto tiempo. Llevamos semanas desde que se frenó el Campeonato Nacional, donde se debía buscar un técnico y, por qué no, pensar en algún refuerzo. Está claro que cada día que pasa esa esperanza se va diluyendo, porque ahora ni nombres posibles para el cargo que dejó Rafael Dudamel escuchamos en la prensa especializada.

La “U” cayó en la Copa Chile. Destacable el mérito de Fernández Vial, club que se armó para pelear en otra categoría, pero que supo poner un orgullo deportivo que pucha que nos hace falta. Mis felicitaciones por su trabajo.

Pero en el lado azul para que nada pasa. Eliminados, jugando mal, sin precisar el camino para lo que queda del año. Todo hace pensar que las lecciones de las temporadas pasadas, donde incluso hubo que arrancar de la zona de descenso, no dejó ninguna enseñanza.

Por ahora se seguirá entrenando sin un rumbo. Pero, con el correr de los días, se sigue en la constante de que nadie da la cara del momento, ni de lo que se puede venir a futuro.

Ah, de paso nos enteramos de la partida de Ángelo Henríquez, algo que ni el club es capaz de dar a conocer. Está bien que a la empresa le importa poco y nada los hinchas, pero después no vengan hablar de sus campañas de agrandar a los fanáticos o decir que “somos una familia”. Porque a la hora de pedir explicaciones, hace rato que ese lazo está quebrado.

¿Quién dará la explicación? Es una respuesta que no es fácil de dar. En este caso la pelota la debería tener Azul Azul, pero, como ya es la tónica, puede ser que nos quedemos esperando que se reanude el torneo y todavía no se sepa nada.

No se está pidiendo nada de otro mundo. Alguien que salga a dar la cara y que explique para dónde va el club. ¿Costará mucho? No creo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *